5 hábitos al levantarse

Posted on

5 hábitos saludables al levantarte

En este post te voy a contar cinco hábitos muy sencillos cuando nos levantamos que nuestro cuerpo y mente te van a agradecer.

Creo profundamente en que empezar el día tranquila, con tiempo y sin estrés es la mejor manera de afrontar una mañana de trabajo, de estudio, reuniones o lo que tengas en tu apretada agenda.

Para ello, pongo en práctica 5 hábitos que me ayudan a tener ese estado de relajación y hacen que mi mañana nada más levantarme sea más productiva y menos perezosa.

Levantarte una hora antes

Lo sé, lo primero que estás pensando es; ¡menuda pereza!

Al principio te va a costar mucho ponerlo en práctica, pero con el tiempo ya no te va a hacer falta ni la alarma para levantarte. Es el hábito más difícil, pero el mejor.

Si te levantas con el tiempo justo lo que termina pasando es que vas con prisas. No te da tiempo a desayunar o a preparar tu comida por lo que gastas más dinero comiendo fuera y normalmente en comida basura.

En resumen, nos falta tiempo. Antes de empezar con nuestro día, debemos de darnos un margen de tiempo para organizarnos así, dispondremos de unos minutos para tomar decisiones que nos van a repercutir en el resto del día.

Por ejemplo, considerar si vamos a preparar comida para llevar en un táper, hacer una lista de recados o tareas que queremos realizar o preparar bien tu mochila o bolso sin que te dejes nada etc.

NO uses el móvil nada más levantarte

No te lleves el móvil a la cama. Apágalo. Si eres de las personas que quieren tenerlo encendido por si «ocurre alguna urgencia», está bien, pero déjalo en otra habitación con sonido.

Si nada más levantarte con la pestaña pegada al ojo revisas tu Instagram, tu Facebook o tu email posiblemente acabes con dolor de cabeza. Uno porque no mola nada dormir con la luz apagada y recibir de pronto la luminosidad de la pantalla de manera ininterrumpida con un bombardeo de imágenes.

Es uno de los hábitos más horrible y para mí el más estresante.

Dos porque eso ya genera un estado de hiperactividad repentina al cerebro que está recibiendo muchísima información. Imágenes, vídeos, publicidad, lectura de comentarios, pensamientos agradables o desagradables de lo que ves, ¿qué vas a comentar?, ¿qué vas a escribir?, ¿qué hizo fulanito ayer?…¡menudo estrés!🤯

Además, si el contenido que consumes no es agradable como un comentario puñetero, un Whatsapp de tu amiga o tu novio quejándose de algo o una foto que te toca los higadillos…pues vaya mier… de empezar el día, ¿no?

Bebe agua

Es muy habitual levantarse con la sensación de sequedad de boca al levantarse. Mucha gente sacia esta sed con café o leche sin embargo, la mejor manera de empezar a hidratarse y despertar el organismo es simplemente bebiendo agua. Además, con el agua ayudamos a nuestro cuerpo a deshacerse de las toxinas que ha ido soltando durante la noche.

Si prefieres tomar el agua con algo de sabor puedes preparar la noche anterior una jarra de agua con rodajas de limón y pepino para tomarla fresca. Así también aportarás a tu cuerpo muchos minerales. Puedes combinar las frutas que más te gusten, a mí el limón y el pepino me encantan.

Agua con sabores
Agua con sabores

Haz estiramientos, algo de ejercicio y meditación

Tan solo necesitas media hora para empezar a darle a tu cuerpo movimiento y agilidad. El ejercicio nos ayuda a liberar endorfinas por lo que hacerlo desde la mañana es perfecto. Nuestro estado de ánimo va a ser mucho más positivo.

No sé a vosotros, pero la sensación de sudar me produce satisfacción porque sé que le estoy haciendo trabajar a mi cuerpo.

Puedes empezar con una rutina básica de entre 5 a 10 minutos de estiramientos que vaya desde la cabeza a los pies sobre todo pasando por las zonas del cuerpo más propensas a tensarse como el cuello, los hombros, la espalda y las piernas.

La mejor manera de ejercitarse y sudar sin costo es salir a correr. Si te da pereza o no eres muy aficionado a correr puedes combinar andar con jogging y hacerlo por intervalos.

Por ejemplo, andar durante cuatro minutos y correr durante uno o dos. Con 20 minutos son suficientes para ir tomando contacto con este hábito. También puedes caminar o ir en bici. La cosa es que te muevas. Otro de los beneficios de hacer ejercicio por la mañana es que estimula el movimiento del vientre y todos sabemos lo que eso significa…

Antes de salir a correr me como una manzana o un plátano tras hidratarme con agua para tener algo de comida en el estómago. Hay opiniones de todo tipo con respecto a hacer ejercicio en ayunas. Personalmente prefiero no ayunar ya que vamos a hacer ejercicio moderado o de alta intensidad por lo que necesitamos energía.

Por último puedes terminar esta actividad física de vuelta en casa con unos minutos de meditación. No hace falta tampoco que seas un experto meditando. Lo importante es adoptar una buena postura corporal y centrarse en la respiración por unos instantes y recuperar el ritmo normal de la respiración tras la actividad física. De entre dos a cinco minutos es suficiente si estás iniciándote en la práctica.

Meditar es uno de los hábitos que más ayudan a relajarse
Meditar es uno de los hábitos que más ayudan a relajarse

Un buen desayuno

Desayunar es importante ya que hay que volver a cargar a nuestro cuerpo de nutrientes y energía. Un desayuno completo produce un mejor rendimiento tanto físico como psíquico. Debido a que los hidratos de carbono van soltando la energía de manera más prolongada es el componente principal de mi desayuno además de fruta.

Si además te gustaría incluir en tu desayuno un smoothie, en este enlace te dejo cinco recetas muy sencillas que no te llevarán más de dos minutos. También puedes llevarte al trabajo uno 😉

Uno de los efectos más visibles de cuando no desayunamos es sentir fatiga ya que son muchas las horas que pasamos sin aportar energía al organismo. Mi consejo es que te prepares un desayuno lo suficientemente grande como para recargar las baterías.

Como ves estos hábitos son muy sencillos sin embargo, tienen un gran impacto positivo en nuestra rutina diaria. Cuanto más los practiques, menos te va a costar llevarlos a cabo y vas a notar rápidamente los beneficios.

 

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published.